MIFOS

Principio activo: GLIFOSATO

Concentración: 48%

Formulación: Concentrado soluble

MIFOS es un herbicida no selectivo. Indicado especialmente para el control postemergente de la mayoría de las malezas anuales y perennes de áreas agrícolas y no cultivadas. De acción sistémica, es absorbido por hojas y tallos tiernos de las malezas, translocándose hacia las raíces y partes subterráneas de los vegetales, ocasionando la muerte de la planta emergida. Los efectos son lentos, fundamentalmente en especies perennes que recién después de transcurridos 4 ó 5 días del tratamiento amarillean y se marchitan progresivamente, llegando a la muerte de la maleza. MIFOS no deja residuos en el suelo y es rápidamente inactivo al entrar en contacto con el mismo, pudiendo sembrar inmediatamente después de que MIFOS haya actuado sobre las malezas a controlar. MIFOS no tiene efecto residual para controlar las malezas provenientes de semillas, se recomienda un programa de control posterior. MIFOS no es volátil. Puede aplicarse en cultivos implantados evitando el contacto de MIFOS con las partes verdes de las plantas, protegiendo el cultivo.

INSTRUCCIONES DE USO:

MIFOS formulado como concentrado soluble, debe mezclarse con agua limpia para su aplicación. En la formulación se incluye un surfactante por lo que no es necesario ningún otro tensioactivo, salvo cuando se aplique con aguas duras o salobres, que se deberá utilizar surfactante no iónico SP-SUPER. Para preparar la solución de aspersión, llenar el tanque de la pulverizadora con agua hasta la mitad, agregar la cantidad calculada de MIFOS y completar el llenado. Es suficiente la agitación del retorno de la pulverizadora.


EQUIPOS, VOLUMENES:

MIFOS se puede aplicar con equipos pulverizadores de mochila, equipos terrestres convencionales o de gota controlada (CDA) y por avión. 
• Equipos de mochila: preparar una solución de 1 a 2 litros de MIFOS en 100 l. de agua limpia (1-2%). Mojar uniformemente el follaje pero sin que llegue a gotear.
• Equipos pulverizadores terrestres: en aplicaciones de cobertura total, utilizar la dosis recomendada diluída en 80 a 120 litros de agua limpia por hectárea, con una presión de trabajo de 25 a 40 Ib/pulg2.
• Equipos manuales de gota controlada (CDA): preparar una solución de MIFOS al 10%, es decir un litro de MIFOS más 9 litros de agua limpia.
• Aplicaciones aéreas: volúmenes totales de 15 a 30 l/ha. (MIFOS más agua). Realizar estas aplicaciones en superficies grandes, sin cultivos sensibles en las cercanías y siguiendo las precauciones habituales en aplicaciones aéreas (elección apropiada del horario del vuelo, tamaño y orientación de picos, condiciones meteorológicas apropiadas, altura de vuelo, ancho de faja, etc.).
Resultados óptimos se obtienen con aplicaciones sobre malezas en activo crecimiento, es decir, que no sufran efectos de sequías, enfermedades u otros factores adversos al desarrollo de las mismas. Es necesario esperar 3 días en el caso de malezas anuales y 4-5 días para las perennes después de la aplicación de MIFOS antes de roturar el suelo. Así se asegura la traslocación de MIFOS a los órganos vegetativos de la planta. Evitar las aplicaciones sobre malezas cubiertas de tierra. No pulverizar si se preveen lluvias dentro de las 6 horas posteriores a la aplicación.

Recomendaciones de uso:

USOS

Cultivos perennes: Para viñedos, yerba mate, té, montes cítricos y frutales en general utilizar MIFOS a la dosis aconsejada según la maleza presente, evitando que el pulverizado alcance las hojas, frutos y tallos verdes de las plantas cultivadas. En plantas menores de 3 años evitar el contacto del herbicida con el cultivo utilizando protectores. En plantas mayores de 3 años no hay peligro de fitotoxicidad si la pulverización se dirige a la base del tronco. En caña de azúcar se puede utilizar un guante químico, que es un aplicador que está embebido en una solución de MIFOS al 25%. Esto permite un efectivo control sin afectar el cultivo cualquiera sea su estado.
Aplicación selectiva en soja, maní, algodón, papa, batata y pasturas: el control postemergente de las malezas que superen en altura el cultivo se puede realizar utilizando los equipos de aplicación a soga.

 

Con este sistema se controla: Sorgo de Alepo, Pasto puna (Stipa brachychaeta), Yuyo colorado, Quinoa y cultivos guachos (maíz, sorgo y girasol), siempre que se encuentran suficientemente expuestos a la solución de MIFOS . La maleza debe sobrepasar en altura al cultivo en por lo menos 15 a 20 cm en forma homogénea y encontrarse en activo crecimiento. El consumo con esta forma de aplicación depende directamente del grado de infestación del lote. Utilizar soluciones de MIFOS en agua, en concentraciones del 5 al 10% para aplicadores a rodillo y al 33% (1 volumen de MIFOS + 2 volúmenes de agua) para los aplicadores de soga. Esta técnica es un buen complemento dentro de un programa de control de malezas. Su uso se recomienda para bajas y medias infestaciones de sorgo de alepo, obteniendo un control efectivo con 150 a 500 cc. de MIFOS l/Ha. 


Recomendaciones para el uso de aplicadores selectivos:

• Regular adecuadamente la altura del aplicador para lograr el mayor contacto con la maleza, sin tocar el cultivo.
• Siempre, reducir la velocidad cuando aumenta la densidad de las malezas.
• Debe procederse siempre, al llenado del depósito del equipo con la solución del herbicida ya preparado a la concentración deseada.
• No aplique cuando el follaje de las malezas se encuentre mojado.
• Lave con agua el equipo de aplicación luego de su uso.

APLICACIONES EN PRECOSECHA DE TRIGO

MIFOS puede utilizarse en precosecha del cultivo de trigo, para el control de sorgo de Alepo (Sorghum halepense). Esto es especialmente indicado para lotes que se destinan al doble cultivo trigo/soja y con altas infestaciones de sorgo de Alepo. Este sistema se utiliza en dos etapas. Primero, la aplicación de 2,5 litros de MIFOS cuando el contenido de humedad del grano de trigo sea igual o inferior al 30% y el sorgo de alepo esté en activo crecimiento con igual o superior altura a la del trigo. MIFOS utilizado según las indicaciones del marbete no afecta el peso de 1.000 semillas y poder germinativo del trigo. Así tampoco son afectadas cualidades que hacen a su aptitud panadera o residuos que impidan su posterior uso para consumo humano y/o animal. La aplicación puede realizarse con equipo terrestre o por avión, siguiendo las recomendaciones dadas en este marbete.
Como segundo paso se recomienda la aplicación de un herbicida residual para el control de semillas de sorgo de alepo y otras malezas desde la siembra de la soja, previniendo de esta forma la reinfestación del lote.


CONTROL DE SORGO DE ALEPO EN PRESIEMBRA DE SOJA, MAIZ, GIRASOL Y OTROS

esta técnica es recomendada para limpiar los lotes con alta infestación de sorgo de alepo antes de destinarlos a soja de primera, girasol y otros cultivos, los que nacerán libres de malezas. En dichos lotes, es aconsejable realizar una arada durante el invierno y labores de rastra de discos al comienzo de la primavera para trozar rizomas y homogeneizar la brotación. La maleza se deja crecer hasta 40-50 cm de altura, pudiéndose aplicar a partir de ese estado la dosis recomendada de MIFOS (2,5 l/Ha). Luego al observarse los síntomas del herbicida, comenzar la preparación de la cama de siembra. El control de sorgo de alepo de semillas debe ser realizado con herbicidas de presiembra o preemergencia residuales.

Compatibilidad: no es aconsejable mezclarlo con otros herbicidas.


Fototoxicidad: MIFOS es un herbicida no selectivo. Por lo tanto, no pulverizar sobre las partes verdes de aquellas plantas que no se quiere erradicar.

PROHIBIDA LA APLICACION AEREA DEL PRODUCTO EN CULTIVOS DE SOJA TRANSGENICA.

NOTA IMPORTANTE: El glifosato pierde efectividad en presencia de aguas duras (especialmente aquellas con alto contenido de Calcio y Magnesio), por lo cual se recomienda en forma importante acomplejar/corregir la dureza del agua antes del agregado de MIFOS. Ante la duda, recomendamos consultar con los técnicos zonales la utilización de productos especiales disponibles para tal fin. Con respecto al pH de la solución, se recomienda que el mismo sea neutral o levemente ácido. Debido a la imposibilidad de controlar las aplicaciones y/o almacenamiento del producto, la empresa no se responsabiliza por daños y/o perjuicios derivados de los mismos. Los ensayos y trabajos realizados siguiendo las instrucciones de este rótulo han demostrado ser eficientes para los usos recomendados. Se garantiza la composición y calidad de este producto según las especificaciones indicadas, siempre que el mismo sea conservado en envases originales cerrados.

 

Presentación: 1 litro y bidón de 20 litros

 

CONSULTE A UN INGENIERO AGRONOMO

 

"PELIGRO. SU USO INCORRECTO PUEDE PROVOCAR DAÑOS A LA SALUD Y AL AMBIENTE. LEA ATENTAMENTE LA ETIQUETA"